Diez leyes de la historia de España

Diez premisas que se cumplen a lo largo de la historia de España según el periodista y profesor de la Universidad de Barcelona ( en otras cosas…): Don Pedro Voltes Bau.

Ley primera: “El abstenerse de hacer algo equivale a hacer otra cosa”.

Buen número de españoles, incluso gobernantes, han entendido que la abstención de actuar ante un tema significaba la cauta omisión, algo así como una página en blanco, un prudente silencio. En realidad, tales inhibiciones han constituido sendas acciones que operaban en otro sentido y con otro resultado concreto y tangible  – Veánse los libros de Garret Hardin -. Nuestro presente es fruto de miles de abstenciones del pasado.

Ley segunda: “En la vida histórica no se da nada de balde, ni nada que salga gratis”

Siempre hay alguien, presente o futuro, que paga la fiesta y siempre se da ésta por algo y para algo. Esta ley de la economía que mejor ilustrada por la vidas que por los escritos de los economistas antiguos y actuales.

Ley tercera: “Ninguna guerra la gana nadie a largo plazo. Si alguien quiere guerra, acabará habiéndola”

Estas ideas, pesimistas como el estudio de la Historia, son un traslado a la misma del célebre segundo principio de la termodinámica.

Ley cuarta: ” Al hacer una cosa, siempre se hacen varias cosas”

( Los ecólogos tienen la palabra sobre esto)

Ley quinta: En la historia de España falla a veces la conocida Ley de Murphy, según la cual “En un sistema complejo, si algo puede ir mal, irá mal” y tampoco se cumple siempre su corolario que ” si las cosas van mal en alguna parte, acabarán yendo mal en todas partes”

Por excepción, junto a nuestros abundantes infortunios, se han dado en la historia nacional unas cuantas veces la posibilidad que las cosas fueran mal y , en cambio, no ha ocurrido así.

Ley sexta: “En este país , y en otros, se tiende a no creer en los peligros hasta que no han causado su efecto”.

Esta ley es un extracto de las moralejas de diversas fábulas instructivas.

Ley séptima: “Lo normal, correcto y justo es perder en los juegos donde se tiene pocas probabilidades de ganar”

Lo contrario pondría las matemáticas “patas arriba”.

Ley octava: “Todo régimen imperante en España ha designado como enemigos suyos a cierta multitud de españoles”

Ley novena: ” Los criterios de conducta menos exigentes desalojan en España a los más exigentes”

Transposición a lo política-social de la Ley de Gresham: “La mala moneda expulsa de la circulación a la buena”. De acuerdo con esta norma, en la vida colectiva española las gentes se conducen conforme a la tabla de valores más estimados por la masa. Los superiores imitan a los inferiores.

Ley décima: En la vida histórica española no se cumple siempre el Principio de Peter: “Todo empleado inserto en una jerarquía tiende a ascender hasta el nivel de incompetencia”.

Aquí se puede seguir ascendiendo mucho más arriba del nivel de incompetencia. Cabe incluso que, si el fracaso causa algún efecto significativo, sea en son favorable y simpático. Nada está peor visto que la capacidad y el éxito.

Añade el autor: ” El que estas diez leyes se cumplan en la historia de España no significa que sean peculiares de ella y que no se den también en otros órdenes y áreas de la vida”

Texto fusilado de ” La historia inaudita de España” (1984) Pedro Voltes

¿Os suena alguna circunstancia que cumpla todas ó parte de estas leyes..?

Anuncios

12 pensamientos en “Diez leyes de la historia de España

  1. Pues sí, pero la esperanza es lo último que se pierte y mantengo, como siempre, la postura del optimismo hacia un futuro esperanzador en cualquier de los ámbitos de la vida.:-)

  2. Dios, y qué bien se cumple la ley octava a través de los tiempos.

    Bueno, con Alfonso X no, pero ese era un tío muy raro. Sabio y eso. ¿dónde se ha visto aquí que un sabio sea gobernante? Una anomalía histórica de carácter excepcional, lo que yo te diga, Lampuzo… 😉

  3. Hola Rano,

    España es un país plagado de excepciones positivas (y del fue el primero en…), con lo que de deprimente conlleva la circunstancia – El rey Alfonso X se puede considerar como el proto gobernante renacentista – , por lo que esta reflexión nos lleva al punto nueve y diez.., je,je.

    Saludos,

    ps: Rano. ¿Tú que piensas de la foto de blog?:
    1. Representación de la Santísima Trinidad por el románico rural.
    2. Representación de un dios indoeuropeo con intención de “colarlo” como ST.
    3. Representación de Lugh, pura y dura.

  4. Buff, es muy difícil decirlo con una foto tan pequeña.

    Pero, vamos, arriesgando una opinión yo diría que el estilo de talla no me recuerda en nada al románico (y además nunca he visto una “santísima trinidad” tan rara 😀 ).

    Yo diría que se parece bastante a las esculturas de verracos que tenéis por allí. Y si tuviera que darle una datación sin más datos, aventuraría la hípótesis de que es una escultura vetónica, pero realizada en época romana, en relación con los restos romanos descubiertos en el casco urbano de Baños de Montemayor, en plena vía de la Plata y en relación también con la famosa inscripción de las “ninfas caparenses”, que incluso autoridades tan ortodoxas como J.M. Blazquez ven como una reminiscencia de cultos prerromanos anteriores:

    http://www.vallenajerilla.com/berceo/blazquez/religionceltaenhispania.htm

    Sobre si representa a Lugh o no, es imposible asegurarlo. Por una parte los vetones pertenecen a ese sustrato proto-celta que ya se había instalado aquí antes de las migraciones “celtas” propiamente dichas, y por otra parte se cree que la religión de ese sustrato indoeuropeizante no debió de ser muy distinta de la de los celtas históricos. Pero creo que cualquier hipótesis sobre un dios concreto sería aventurar demasiado.

    Me quedo con la opción “2. Representación de un dios indoeuropeo”, pero sin lo del colarlo como ST, porque eso me parece absurdo, tanto ahora como en el s.XI.

    Me da miedo preguntar dónde está ahora esa escultura, y expuesta con qué rótulo…
    😀

  5. Desaparecida?!!

    Joer qué país. Igual estará adornando el rancho de cualquier analfabeto yanqui, cuyos hijos la tirarán a la basura porque nadie de allí sabe lo que es.

    Y no hemos cambiado nada. Esta semana han metido en la cárcel a un español en Turquía por pretender llevarse una antigüedad romana en el avión como recuerdo. Y aquí todo el mundo clama que le suelten, que él qué sabía, y que si eso estaba prohibido tendrían que avisar… La incultura galopante haciendo estragos, como siempre…

    De todas formas voy a buscar esa escultura un poco por Internet, por si hubiera suerte, aunque lo dudo… 😦

  6. Bufff, menos mal que ha aparecido. En el 2001 constaba como formando “parte de los fondos parrioquiales” de Montemayor (Salamanca). Y allí debe seguir, salvo que el cura la haya vendido (cosa poco probable porque es una escultura bastante famosa entre los especialistas).

    Me estaban entrando sudores fríos porque su origen celta es algo ya más que comprobado. La pieza fue estudiada por el propio J.M. Blázquez (sí, el mismo del enlace que te pasé antes), que es uno de los méjores catedráticos de Historia Antigua que tenemos en España, y las conclusiones de su estudio en 1985 fueron:

    “Sin duda se trata de la deidad céltica con tres cabezas, tan numerosa en el norte de la Galia, de la que en la Península Ibérica sólo ha aparecido en el NO. una escultura no suficientemente valorada…”

    Te paso un par de enlaces,

    Sobre la pieza en cuestión y su relación con otras cabezas célticas janiformes encontradas en España:

    http://www.territorioveton.com/PDF/jano_candelario.pdf

    Sobre su ubicación actual:

    http://users.servicios.retecal.es/msanch3/tricefalo.htm

    Pleno al 15, Lampuzo. 😉 Lo que es incomprensible, como bien dices, es que la pieza no haya formado parte de la exposición de los vettones ni esté expuesta en un museo arqueológico (si no en el Nacional, al menos en el provincial). Es una talla única en España por sus características.

    Pero bueno, de momento lo único vital es que no se pierda o se destruya. Nuestros nietos ya sabrán valorarla mejor de lo que lo hacemos ahora…

  7. Ah, y sobre lo de Llugh, efectivamente, si no es una representación de ese dios, lo sería de otro dios anterior, pero equivalente o asimilable a él. Lo dicho, pleno al 15. 😉

  8. Hola Marcial, cuanto tiempo.

    Como siempre agradezco y valoro, me vas a permitir, más tus visitas y saber de tí que el tremendo detalle de concederme estas significaciones.

    Muchas gracias amigo mío.

  9. Gracias Rano, por los enlaces.

    Estamos de acuerdo, es incomprensible que una pieza de este tipo esté en unos “fondos parroquiales” y más teniendo en cuenta la misérrima representación indoeuropea hispana que tienen las vitrinas del museo arqueológico nacional.

    ¿Sabes que me contesto una guía del Arqueológico Nacional cuando le pregunté porqué eran tan escasos los fondos celtiberos..? Si.. son escasos.., pero tenemos una excelente colección de piezas íberas (Cuando, exceptuando la Dama de Elche, todo aficionado sabe que la mejores piezas íberas que existen estan fuera de España). Da pena.

    Corrijo mi anterior comentario: No es una pieza “desaparecida”.. pero.. como si lo estuviera y es que cultura hispánica es algo más que pagar prebendas a… No sigo que me caliento.. je,je

    Saludos y gracias, de nuevo, por tu aportación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s