La insolvencia del sistema financiero mundial. El euro es historia.

Conocer la realidad de los mercados hoy en día es harto difícil debido a que su evolución está cambiando de hora en hora. Las precariedades monetarias europeas están sustituyendo, como centro de atención,  a los ya reconocidos con anterioridad problemas de EEUU , y aunque la vista se vuelva ahora a Europa,  es justo recordar los billones de dólares que han sido inyectados en el sistema financiero americano desde mediados del 2007. Como es conocida la preocupación mundial por éstas circunstancias,  se está tratando de dar una sensación de tranquilidad, a la vez  que se intenta transmitir una  imagen de suficiencia, cuando la evidencia nos transmite que todo no está tan bien como nos lo pintan y que la cruda realidad nos dirige a  certificar que los activos  que se ofrece  para garantizar las diferentes operaciones prestatarias tienen un valor  real que dista mucho de ser el declarado, con la inseguridad que esto crea en los mercados.

Un claro síntoma de esta paranoia es que los prestamos bancarios en USA al conjunto de las empresas han caído en picado, en Europa prácticamente no existen, y que está meridianamente claro  que sin éste tipo de préstamos nunca habrá recuperación económica,  por lo  que la crisis económica debemos ser conscientes que se reproducirá ahora en Europa y no  falta de mayor virulencia porque los “brotes verdes” de la recuperación se empiezan a transformar en “hiedra venenosa”. El agujero  financiero que “los activos tóxicos” están produciendo, resulta cada vez más insondable y repleto de deuda y moneda fiduciaria, con lo que la credibilidad, durante el transcurso de éstas operaciones , tanto del Fed – Federal Reserve System, el banco central americano – como del BCE – Banco Central Europeo – se ha ido diluyendo poco a poco.

El  inicial paquete de un billón dólares para salvar el euro hasta el momento ha sido un fracaso, ya que la moneda continúa en caída y el “secreto a voces” de un plan de rescate estadounidense está dejando  demasiados “pistas” por todas partes. Las “mentes pensantes”  de los diferentes estamentos económicos transatlánticos  supusieron que podrían recomponer el sistema  en el plazo de un año y medio ó dos, más la salida a la luz de  las “componendas  griegas” ha desbaratado sus planes y éste entramado tan “meticulosamente” planeado,  se ha venido abajo.

Por lo que se refiere el plan de rescate existe un problema: Los programas de austeridad en los países más débiles.. ¿Serán auditados por los estamentos alemanes?. Los ciudadanos griegos  dicen que no será necesario. Sólo habrá que ver si son serios. Por otro lado, no hay que caer en la lectura inocente que los supuestos datos falsificados por Grecia son la excepción a la regla en el  conjunto de las naciones que han participado en su rescate, porque la verdad es que Grecia, cosa que complica extremadamente la situación,  no ha hecho nada ni mejor ni peor que el resto de países de la UE., razón por la  que se empieza a sospechar que, y como sucedió en los EE.UU, Europa sólo  trata de ganar tiempo.  – De hecho, el Sr. Trichet, y la señora Merkel poco más o menos no vinieron a  decir de forma oficial que esto fue así – El problema es que  ésta situación no es exclusiva de Grecia , y es que buena parte del resto de las  naciones europeas han estado haciendo similares “apaños”, hasta el punto que los griegos, en el último mes, han preguntado con indignación:  ¿En que nos diferenciamos nosotros de los demás? Como resultado, el euro  sigue cayendo , cosa que nos invita a pensar si las decisiones tomadas no han sido todo lo acertadas que se les debiera presuponer.

Huelga decir que todas estas “irregularidades” han dado lugar a una profunda indignación en los países  más ricos de la UE. –  Pués no se percibe ninguna la cooperación entre los ciudadanos griegos, su gobierno y los burócratas encabezados por clan Bilderberger –. Así la cosas, los demás miembros de la UE y el FMI se niegan a realizar el previsto rescate en toda su extensión,  que supuestamente debería proteger sus economías,  y esto  es debido a que existe  un escenario muy  a tener en cuenta: El Gobierno griego podrá haber firmado el tratado, pero el pueblo griego no lo ha hecho y  unas medidas  tan estrictas de austeridad, que se extienden a lo largo de los próximos diez años,  no son algo para  que permanezca impasible.

Aparte de esto,  también surge una pregunta:  ¿Va a ser  un billón dólares   suficiente, si  sabemos feacientemente que sólo Alemania y Francia ya poseen 635.000 millones dólares en bonos PIIGS? – Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España –. Esto no lleva a pensar que los bancos mundiales,  en particular los europeos, tomaron  supuestamente unas decisiones erráticas a la hora de comprar bonos de naciones PIIGS,  que es definitiva el meollo de  la cuestión. – Préstamos y bonos que  a través de los cuales se creó dinero a partir de la nada – Situación que  se estima desembocará en la creación de otro gigantesco “plan de rescate” bancario para Europa y que involucrará a todos los contribuyentes del mundo.

Es posible que también hayan apreciado que el índice ZEW alemán sobre la confianza inversora – éste índice tiene como objetivo predecir la evolución con seis meses de anticipación la confianza alemana – cayó de 53 en abril a 45,8, puntos,  lo que refleja aún más la reacción alemana al paquete de ayuda billónario. Muchos creen que la zona euro entrará en colapso y  también son muchos  los quieren que  esto sea así e  implique especialmente en Alemania,  como parece indicar  la caída del índice. Antes del plan de rescate  para la zona del euro,  los bancos centrales compraron con fondos procedentes de los contribuyente  bonos basura al club “Med” con una única idea: Rescatar a una serie de bancos oligárquicos –  Existe la seguridad que  si ésto no hubiera sido así BNP Paribas, Unicredit, BBVA, Societé General y Santander se habrían derrumbado.

Por supuesto, el Sr. Trichet, presidente del BCE, nos asegura que no han cambiado la política monetaria, lo cual no es cierto. También nos dice que todo el dinero será devuelto  al contribuyente ,  los únicos y verdaderos prestamistas. Ésto tampoco parece tener visos realidad, porque aunque  existiera el propósito real de devolver esos recursos,  no hay manera humana de verificar su veracidad, ya  que realmente nadie será conocedor del verdadero importe,  por ser un tema, como no podía ser de otra manera,   de absoluto secreto. Lo que el Sr. Trichet  no dice es que, secretamente, la Fed ha estado inyectando liquidez a un BCE insolvente desde hace ya algún tiempo. El euro ha sido un fracaso, como así  se predijo hace 12 años. A medida que la Fed alimenta la liquidez del BCE a través de swaps y otros métodos más “sutiles”, el BCE alimentaba  a los bancos  de la eurozona para evitar que  se colapsaran. A  su vez estos bancos compran bonos y deuda a los  gobiernos  de la zona del euro en un proceso circular que viene a denominarse “flexibilización cuantitativa”, y que los verdaderos profesionales, que conocen tanto la evolución como las consecuencias, no entran en estos “numeritos”, siendo muchos los ciudadanos europeos que,  durante el último mes,  se  han dedicado a comprar oro y plata  a los distribuidores  de  metales preciosos en Alemania y Suiza. El euro es historia, sólo es cuestión de tiempo saber cuándo ocurrirá su fin. La lucha por la supervivencia es ahora  entre el dólar y el oro y que es una batalla que el dólar no puede aspirar a ganar. Lo que estamos viendo es una huida hacia lo que  más garantías ofrece y que una práctica utilizada desde hace más de 50 años. Las actuales garantías en las que el euro se fundamenta son la basura de la basura porque el BCE y otros bancos centrales se están dedicando a comprar activos tóxicos, ¿Quien puede suponer que  sus avales no sean  otra cosa que basura? Pero esto no es sólo un problema  exclusivo del euro ó del BCE,  será también un problema del Fed y el dólar. ¿Cómo no van a comprar europeos y estadounidenses el oro? Así como el dólar, y el resto de las monedas,  se ha devaluado frente de oro,  por supuesto que también lo ha hecho el euro y esto supondrá para la zona euro y EE.UU  un importante incremento de la inflación. Esa siituación llevará, por ejemplo,  a que Alemania, el centro neurálgico de las exportaciones europeas, va a perder competitividad y por lo tanto,  sus riqueza  caerá.

Debemos de ser conscientes también que este “juego de liquidez” no es sólo para salvar el sector financiero,  sino también para impedir  que los mercados bursátiles europeos se derrumben – una situación muy parecida a la del Tesoro Federal y la Fed han hecho en los EE.UU. a través de la Orden Ejecutiva para “El Grupo de Trabajo sobre Mercados Financieros” – La consecuencia de ello ha sido una mayor inflación, el aumento de  los movimientos en los mercados de valores en Europa, el incremento en las pérdidas  de los activos denominados en euros y como consecuencia, un incremento del valor del oro frente al euro y al resto de  las demás monedas. La gente de a pie, estas cosas  ni las percibe ni las  entiende y es por eso que aquí se  ha tratado  de explicar  lo que está pasando en unos términos  lo más sencillos posibles. Tanto en Europa, como en los EE.UU., hay “zafarrancho de combate” para impedir que los mercados de valores caigan,  ó  al menos conseguir que el público no descubra que han sido víctimas de un esquema de Ponzi. Como se puede suponer está claro que nada es lo que parece.

De éste derroche monetario y fiscal,  que tiene una dimensión financiera mundial, nadie va a quedar a salvo y los más increíble es que nadie ha aportado ninguna solución que no fuera “tirar más dinero a la pozo”.  Incomprensiblemente todos estos fondos han sido destinados a los primigénios causantes de todos los problemas y como natural respuesta,  el oro,  ha seguido aumentando su valor en los mercados estadounidenses, así como en Europa.  En los países europeos se ha llegado a la conclusión que sus poderes políticos están controlados por “personajes en la sombra” y se aboga por una solución que pasaría por destituir a casi todos de sus cargos. De esta manera,  al menos por un tiempo,  el control de ésta “élite” podría ser neutralizado y dejado sin efecto la base de su poder.  Una vez logrado esto , los legisladores podrían dedicarse a cambiar ó derogar multitud de leyes vergonzantes que tenemos:   Una primera cuestión sería acabar con la capacidad que tienen las empresas de llevar dos   métodos  contables y  obligarlas a llevar sus activos mediante el sistema “mark to market” – valorar lo activos en función de mercado –, y  no en “mark to model” – valoración sobre expectativas futuras ó  en muchos casos, sobre sofisticados sistemas que distorsionan su valor real -; Otras normativas deberían encaminarse a evitar  éste tipo de “grandes quiebras empresariales”, algo que, por ejemplo, el Senado americano ha sido capaz de hacer. El próximo tres de junio, se cree que estará listo para su aprobación en USA un paquete de legislativo sobre temas financieros  que incluirá diferentes tipos de acusaciones y penas – A buenas horas –. Resulta absolutamente increíble que en EEUU ningún estamento jurídico haya tomado medidas, si la memoria no me falla, ó  haya interpuesto ningún juicio contra los diferentes infractores de la ley,  teniendo en cuenta que se han perdido miles de millones en bienes raíces,  y  que ninguna persona física  ó  jurídica no haya sido procesada por fraude. ¿No les parece extraño que  después de siete años desde que declararon  las insolvencias de Fannie Mae ó Freddie Mac  y  fueran adquiridas por el contribuyente ,  no ha habido ni siquiera procesos administrativos contra los que saquearon las dos GSE.?  ¿Es de extrañar  que algunos ya no confien en el gobierno?

El sistema bancario mundial es insolvente. Los bancos mantienen dos métodos de valoración contable basados en  “mark-to-model” y que se acompaña con acciones tales como mantener  fuera de sus balances buena parte de sus activos en inmuebles residenciales y comerciales.  Hoy los préstamos en EEUU se han reducido en un 20% y sólo se conceden a las empresas con calificación AAA. La Reserva Federal acaba de tomar en $ 1.700.000.000.000 en CDO tóxicos, y  que sólo aparecerán como  un pequeño ajuste  negativo en los activos de la Fed. Así pues, deberíamos preguntar al FASB – Financial Accounting Standards Board – y al BPI  – el Banco de Pagos Internacionales en Basilea – ¿En que estaban pensando cuando permitieron que  las entidades financieras valoraran mediante el sistema “market to model”  y no con respecto a valor de mercado? ¿Porqué permitieron mantener dos modalidades contables? La consecuencia es que el valor de los activos y el nivel  de solvencia de cientos de miles de empresas y bancos son absolutamente ficticios.

Las quiebras bancarias (estadounidenses) ya suman setenta y dos, y parece que a finales de 2010 esta cifra llegará a los 200 ó  tal vez 300 entidades financieras. Algunos de ellos, 2.000,  ya están bajo el control ó tutela de las autoridades monetarias  . Siete millones de propietarios perderán sus casas este año.. La segunda mitad del presente año se nos augura desastrosa y por ende,  no vamos a ver el “final del tunel” hasta mediados de 2012…, (si eres norteamericano…) , si tenemos suerte. –

Referencias:

Bob Chapman’s article in Oracle Market. (Bob Chapman es un analista financiero estadounidense)

Anuncios

4 pensamientos en “La insolvencia del sistema financiero mundial. El euro es historia.

  1. Muy buen artículo y creo que a estas alturas del asunto ya debemos ser conscientes del fracaso del actual sistema económico pero ningún líder gestiona el cambio por lo que seguimos en lo mismo…

    Qué puedo decir? Que todo sigue igual y que los cambios se han dejado para otra ocasión. Hay una clara ausencia de líderes mundiales y el egoismo es mayor que nunca.

    Qué hacer? Huir? Aguantar? Desde luego viviendo en España poco se hará pues la población está soportando todo lo que se echa encima, y si hablamos de la puta mierda de los sindicatos para qué decir…

    Un abrazo. Antonio (Zaloette)

  2. Me gustaría tener una contestación para tu comentario.
    Lo que me preocupa es que ya no estamos en 1975. Después de 35 años, hemos llegado a un estadio de “depresión” democrática. No existen el concepto “valor”, en ninguna de sus acepciones, reflejado en nuestros dirigentes. Estamos descabezados y en manos exclusivas de una casta de “traficantes” de votos.

    Un abrazo,

  3. Ya ha pasado más de medio año desde la publicación de esta excelente entrada y la cuestión de una regulación del sector financiero sigue vigente, presente como una losa de la que hay que deshacerse pero que nadie ataca. Cuando en 2008 Solves, entre otros, quisieron abordar una reestructuración de las competencias del Ecofin (y consecuentemente de la CNMV), paradógicamente el calado de la crisis ralentizó el proceso como si de un “dame tiempo para ajustar las potenciales auditorías a mi sitiuación” se tratase, y luego ya veremos…mientras tanto, con los errores estructurales todavía presentes, y la aparición de más y más “activos tóxicos”, ya no tengo idea en que ha quedado una reforma que prometía un mayor control sobre los inversores/inversiones, mayor transparencia de los mercados y control sobre los intermediarios…en definitiva para proveer de forraje legal a las herramientas que permitirían a priori, evaluar la solvencia de según que negocios. Entiendo que la controversia surge del lado de quienes piensan que el mercado se regulará solo, cuando muchos de los defensores de esta postura actúan, o son conocedores, de la intermediación conchabada para evitar la competencia en según que mercados, especialmente el financiero. Hacen todo lo contrario de lo que predican para acaparar el negocio, lo que es sin duda una aberración de un sistema que premia la competitividad pero que no tiene herramientas para garantizarla, es más, cuando el dinero llama al dinero ya no hay competencia posible.

    Por otra parte, las medidas, parches como las llamas, que tiran del bolsillo del contribuyente para evitar el colapso bancario, es simple y llanamente indecente, pero se ha llegado a un grado de dependencia tal con entidades privadas que quien sabe si es necesaria la obscenidad. Por mi parte, asiduo lector del profesor Navarro, creo que la banca pública, con unos parámetros de actuación bien definidos, como limitar las inversiones del banco a los intereses locales o de sus clientes, (aún a nivel nacional), evitar que especulen en mercados que no sean los propios, o en determinados mercados, podría ser una medida puntual en el tiempo, no duradera, hasta poder garantizar el crédito en cada zona, auténtico germen de esta crisis, la incapacidad de garantizar el crédito (entre otras cosas porque es imposible si te dedicas a especular con activos basura…nada tienes y nada tendrás, salvo una comisión). Al fin y al cabo, ¿no estamos ya salvando a los bancos?, bien, pues considero justo que en contraprestación de esa ayuda se permita decidir a lo público, por un tiempo, donde deben invertir los bancos, y a tomar todos por c***, a trabajar, c******, que parece que todo el mundo se quiere hacer rico sin dar un palo al agua.

    En cuanto al euro, de esta se salva aunque sea por voluntad política, aunque ya se sabe que nada es para siempre. Dudo mucho que se vuelva, al menos en teoría a un patrón oro…pero vaya usted a saber.

  4. Hola Tru,

    Yo me rio mucho cuando los estadounidenses hablan de “control financiero”, porque no cabe duda que la legislación norteamericana ha sido, de siempre, extremandamente lasa con respecto a los “manejos” realizados por sus instituciones financieras, obviando los “Pactos de Basilea”. Situación que se vió refrendada con el gobierno Reagan y el comienzo de la “liberación” de los mercados financieros. Neoliberalismo que exclusivamente fue una herramienta para financiar el “abisal” déficit público norteamericano y reactivar su economía, fruto de sus “devaneos militaristas” en el Cercano Oriente y su encubierta “guerra económica” con China.

    La regulación del sistema financiero, a mi entender, es una utopía y no hay más que acercarse a las supuestas leyes regulatorias aprobadas durante la legislación Obama y que son una pantomima: ¿Como Bernanker, ideológo de la liberación Reagan, puede ser la persona encargada de redactar ta proyecto..?. Es una burla. Las decisiones tomadas por la administración Obama impendirán a Europa realizar ninguna “maniobra” que pueda socabar tales propósitos porque están maniatados: Si siguen los preceptos norteamericanos, la UE no levantará cabeza, presionada por las empresas de calificación estadounidenses y si no los siguen, los capitales terminarán huyendo a EEUU. La UE es un fiasco socio-económico.

    Lo demás son parches, llamadas a la calma y justificación del emprobrecimiento de los ciudadanos como consecuencia de la inyección de fondos para, supuestamente, estabilizar en sistema financiero, Con la particularidad que dichos fondos están generados sobre unos cimientos inconsistentes, aunque esto no es nuevo, porque el “patrón oro” es también una “milonga, más que otra cosa porque el sistema capitalista se basa en una premisa fundamental: Crecimiento, dándose la paradoja que sin crecimiento no se genera financiación, pero da la casualidad que sin financiación no hay crecimiento. En realidad lo que no funciona es el sistema porque existe un operador de la ecuación que no tiende hacia infinito y que son los recursos del planeta.

    Situación que es hartamente conocida por algunos y que explica su desefrado deseo de “coger cómodo billete”.

    Saludos y me ha alegrado mucho verte por aquí, así como tu comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s