Los babilonios. Bab-ilum y sus origenes.

La etimología y  el origen de la ciudad  conocida como  Ka-dingir-ra – Éste término literalmente se traduce del babilonio antiguo como “La boca de dios”, aunque posiblemente se deba interpretar como ” poseedor/a  de la palabra  de dios” – resultan particularmente oscuros. Así por ejemplo, el mismo apelativo de Ka-dingir- ra,  considerado como el epónimo de la ciudad en lengua sumerio-acadia , y que aparece  de  un modo significativo en el texto del  “Código de Hammurabi”, – (Hammurabi ó Hammu-Rapi. Rey de la primera dinastía babilónica. 1792-1750 a.c.) El código de Hammu-Rapi parece ser una recopilación de varios códigos jurídicos mesopotámicos anteriores como pudiera ser el  Ur-Nammu de Ur, el Lipitistar de Isin y  el Bilalama de Eshnunna – tal vez,  podría  ser considerado como contemporáneo de la primera dinastía babilónica, principios del siglo XIX a.c.,  o de finales de  la III dinastía de Ur, siglo XX a.c.,  si bien queda la posibilidad de dataciones histórica anteriores, periodo pre sargónico acádico , siglo XXIV a.c., como colonia comercial sumeria.

« Cuando el divino Anu, rey de los Annunaki, y En-lil , dios de los Cielos y la Tierra,  los que determinan el destino del mundo, transmitieron a Marduk, el primogénito de En-ki, las reglas de todas las cosas; Cuando ellos le engrandecieron por encima de los Igigi;  Cuando pronunciaron el divino nombre de Ka-dingir-ra; Cuando ellos le reconocieron por encima de las cuatro esquinas del mundo y le rodearon de un reino eterno cuyos cimientos serían  firmes como los Cielos y la Tierra. En ese tiempo, Anu y En-lil me llamaron a mi, Hammu-Rapi…» Extracto del prólogo del código de Hammu-Rapi, I,1-29

Detalle de las murallas de Babilonia. Nabucodonosor II (604-562 a.c.), Babil, Iraq

Del texto podríamos deducir que la pujante nueva majestad de Marduk dentro de la conceptualidad  dual mesopotámica del “dios eterno-dios terrenal” – caso de Anu versus Marduk – en su papel como intercesor entre hombres y  el dios/es principales”, así como de su  soberanía sobre los “cuatro continentes”– símbolo de la  “totalidad terrenal” sumeria –,  resulta paralela  al  engrandecimiento del enclave de Bab-Ilum. Interpretación que puede ser sostenida  no ya por la evidencia de otros casos semejantes, como pudiera ser  el dios Assur de Asiria, si no porque también el texto incide en un hecho  que el rey Hammu-rapi  desea poner en relevancia:  El ascenso de Marduk dentro del panteón deifico mesopotámico – el  apelativo Ammu-rapi puede traducirse literalmente como el “pariente del sanador”, tal vez un sacerdote – y  su intención de asimilar su subida al poder con la  historia del dios babilónico , cuestión que viene  corroborada por  la mención de la hegemonía concedida por los dioses supremos  a Marduk sobre los Igigi. – Según parte de la mitología mesopotámica, como cuenta el “Poema de Gilgamesh”  en la “Epopeya de Atrahasis”, los Igigi del Apsu o “Aguas Dulces” eran un determinado número de dioses que estaban, al parecer,  sometidos al poder de los Annunaki/Annuna o Igigi del Cielo Superior,  en número indeterminado,  hasta que Enki/Ea, Señor del Apsu, creó a los hombres para realizar sus trabajos – Ésta aseveración podría hacernos considerar un posible  anterior rango  de  “Igigi del Apsu” , como parece ratificar su sosías de “el Pescador” – u “hombre-pez”. Tal vez un “Apkallu“. Nombre de cada uno de lo “siete sabios” que mandó Ea/En-ki  para enseñar sus labores a los hombres después de su creación por el “Señor de los cañaverales y las aguas profundas” -, así como del  “construido” parentesco con Ea para la divinidad babilónica y podría ser corroboración de la escasa entidad dentro de la historia mesopotámica del primigenio asentamiento de Bab-Ilum y por  tanto sus nulas referencias en textos anteriores al periodo neo sumerio,  caso de la “Lista real sumeria”  – prisma WB, 1923.444. –,  y  su borroso pasado.

«(1) Sargón de Akkad llegó al poder durante el reinado de Ishtar. El no tuvo rival que se le pudiera equiparar en esplendor sobre la tierra. (…). (14) Después, con un temible ejército que llamó a las armas, Sargón atacó Shubartu. Sargón les tendió un emboscada y los derrotó completamente., tomando el poder y enviando sus tesoros a Akkad. (…)  (18) Desenterró a Babilonia de su pozo de escombros y (19) la puso a la altura de Akkad… » Extracto de la Crónica de los primeros reyes . ABC 20, A, 1-19

Si bien es cierto que en el texto anterior aparecen referencias a un incremento de importancia o refundación de Bab-ilani por parte de Sargón I de Akkad – Sargón o  Sarru-kin(u). 2334 – 2279 a.c.  Se puede traducir como”El rey verdadero” – debemos tener siempre en cuenta que se trata de una narración babilónica que tenderá a enaltecer los orígenes de la ciudad en proporción a su emergente fuerza en la política mesopotámica. Por otro lado, existe el hecho que la zona estuvo poblada con toda seguridad en el periodo pre-semítico (Champdor, 1985) – , así como posteriormente, y que su nombre más antiguo conocido, Bab-ili, tiene una fuerte connotaciones pre-sumerias que al día de hoy resultan desconocidas.

« (16) Entonces Anu y En-lil, los grandes dioses, le favorecieron (a Marduk..) y observaron: “Deberíamos proclamarle  regente de la Tierras Altas y Bajas”; “Deberíamos alzarle  (al título de) gran dios de los Cielos, y que la Tierra se estremezca ante su templo”; (19)”Álcese la cumbre de Esagila (ciudadela santa de Babilonia) hacia el cielo de Ekua, el palacio de los Cielos y la Tierra ( el Etemenanki o Torre de Babel)”; (20)”Deberá poseer unos cimientos  firmes y eternos como los Cielos y la Tierra”

Continúa el texto…

(38) Durante el reinado de Puzur-Nirakh, rey de Akshakh  los proveedores de peces (príncipes protectores) de Esagila proveían de pesca a la mesa del gran señor Marduk (40) (más) los servidores del rey se llevaban el pescado (41)  Durante 7 ú  8 días (¿?) el Pescador  pescó (texto perdido..) (42) en la casa de Ku-Baba, la tabernera,(…) Ellos trajeron a Esagila; (42) Durante ese tiempo (…) una nueva para Esagila (…) (43) Ku-Baba dió pan y agua al Pescador, ella hizo posible la ofrenda a Esagila. (44) Marduk, el principe de Apsu  la favoreció y dijo: “¡Que así sea! (45) El entronó a Ku-Baba, la tabernera, sobre la totalidad del mundo (46) Ella ordenó a  Sargón, copero real, cambiar la libación del vino para Esagila (47) Sargón no la cambió, pero se esmeró (…) rápidamente a Esagila (48) Marduk, el rey del mundo, le favoreció y  le dio la soberanía de las cuatro esquinas  del mundo. (48) El (Sargón)  puso bajo su protección a Esagila.  (49) Todo el mundo que estaba sentado en un trono trajo sus presentes a Ka-dingir-ra (50)  Es más, ignoró los mandatos de Bel (En-lil)  (y)  la estrajo de su agujero de  escoria (51) Frente a Akkad, el  construyó una ciudad a la que dio el nombre de Babilonia. (52) En-lil reafirmó las ordenes que había dado, El no podía dormir (53)  (y) Naram-Sin destruyó la población de Babilonia (54) Por eso, por dos veces, Marduk reunió las fuerzas de Gudea contra él. (55) Marduk concedió la soberanía al poderío de los Qutu.. » Pasaje del escrito del rey Apil-Sin rey de Babilonia a Damiq- Ilisu, rey de Isin. Crónicas de Weidner (ABC 19, 16-55), siglo XIX a.c.

Nota sobre texto: Puzur-Nirakh:  Rey de la dinastía sumeria de Akshakh en la frontera con Shubartu en la zona del valle de Diyala a finales del siglo XXV a.c y cuya estirpe fue derrotada por la IV dinastía de Kish. Ku-Baba: Única reina sumeria conocida, III dinastía de Kish, año 2400 a.c. aprox. con rasgos mitológicos pues reinó durante 100 años. Naram-Sin:  (2254-2118 a.c.), soberano de Akkad, nieto de Sargón I,  al que se le supone responsable de la caída de la dinastía acádia en Sumer; Caída que el clero sumerio apoyó ante la intención de  éste de entronizar al dios Sin  como suprema divinidad del panteón.  Gudea:  posiblemente haga referencia a la II dinastía de Lagash nominada según su mas prestigioso dirigente:  El “patesi” Gudea (2122-2142 a.c.). Qutu/Guti : Pueblo de nómadas y montañeses y cuyo origen se especula  sea los territorios del actual Kurdistán.

Otro aspecto a tener  en consideración es la “protección de Sargón” de Esagila;  Complejo que  se atribuye  en su realización al rey Sabum I, 1844-1831 a.c., si bien este apunte no pone en duda la posible existencia de una ulterior, aunque no existe evidencia arqueológica actual, construcción con esa denominación.

Obelisco del código de Hammu- Rapi. I dinastía babilónica,(siglo XVIII a.c. Musée du Louvre. París

Como apunte general decir que existe una teoría que relaciona la actual provincia iraquí de Babil con primitivos poblamientos kassitas. Kassitas que fueron expulsados, tras su conquista y asentamiento en Mesopotamia,  por los sumerios y que relacionan el nombre de “Baba-ili-um”  con el nombre de un primitivo dios kassita que bien pudiera ser Baba -“Baba” que,  según narraciones de la antigua tradición deítica reflejada en textos mandeos, formaba parte de una dualidad creadora primigénia llamados Baba y Tata que hacía referencia al poder vivificador y de fertilidad de las aguas -. El nombre de Baba aparece también como hermana de En-lil e hija de Anu y Nihurta en el  general panteón mesopotámico y como diosa de la abundancia en el Etarsisir – templo de Lagash – en el periodo de su II dinastía. Dinastía no sumerio-acádia y que presumiblemente sea de origen Qutu o Guti. B. Kienast también los relaciona con epítetos de dioses de panteón sumerio como Zu-Baba, Alala o  Sjidada y con los Igigi. También aparece como diosa tutelar de Karkemish, en el  I milenio a.c.  durante el periodo de los “reinos neo-hittitas“. Otra teoría asimila el nombre de Babilonia con el dios Babbar,  “El resplandeciente” o “Babbar-ili-um” o “La ciudad de la brillante bienaventuranza”,  en relación con un  adjetivo del  dios Utu/Shamash,  el astral dios Sol, y así Marduk, su dios patronal, sería una derivación de su nombre como [d] Amar-ud  –  o el “Joven novillo del Sol”, al que se le supone  una gran antigüedad,  y  donde tenía una afectada faceta guerrera que le hacía “dispensador de la vida y de la muerte” –.  Shamash posteriormente evolucionaría a  “dios de la Justicia” adorándose en los “Ebbabar”, templos,  de Sippar y Larsa. Aparece, también,  en el encabezamiento del código de Hammurabi (ver foto derecha..)  como el depositante de las leyes en manos del rey amorrita. Ésta última teoría podría ser rubricada en el contexto del panteón asirio, según KAR 307, donde a Marduk se le compara con Meslamtea, “El Sol oscuro” ,“El que se eleva y desciende del inframundo”.

«(101) ¡Mi infante, mi infante. (102) Mi hijo, el Sol, dios de la iluminaria de los dioses! (103) Vestido con el halo de diez dioses, poderoso era en extremo,  (104) por cuanto sus vigorosos destellos se acumulaban sobre él. » Pasaje del “Enuma Eliš”. Tablilla I , 101-104

En definitiva, al igual que  en otros centros periféricos como Mari o Assur, es muy posible que el estatus del poblamiento de Bab-ilani fuera de colonia comercial sumeria. Llegando a adquirir cierta relevancia como centro religioso durante el periodo acádio. Fue sede de un “ensi” – príncipe regente sometido a la autoridad central – durante la III dinastía de Ur, y tras el derrumbamiento de ésta bajo los golpes aunados de amorritas, elamitas y  montañeses del Este, pasó a disfrutar de una relativa independencia bajo la influencia primero del reino de Isin  y luego de Kish.

Durante éste periodo, y tras la desaparición del poder central que representaba Ur, se produce una vuelta al mapa político de las ciudades-estado, y más tras el fracaso de Isin y Larsa en su política de guerras unificadoras, que desembocaría en el incipiente poderío de la ciudad de Assur, así como en la aparición de diversos clanes amorritas que implantaron su soberanía en los tronos de Mesopotamia.  Muchas de las viejas ciudades sumerias estaban en decadencia por causas económicas: Por un lado, los aluviones depositados a lo largo de los siglos en la desembocadura del Tigris y del Eufrates , alejando la línea de la costa acabando con  los anteriores puertos comerciales,  y que obligarían a emplear otras rutas para el tránsito de mercancías – lo que vino a favorecer a emplazamientos como Babilonia o Mari – ; Por otra parte, la progresiva salinización de las tierras de cultivo creaba graves problemas de abastecimiento en algunos reinos de la baja Mesopotamia, caso de Larsa,  y cuyos efectos empujaban, al mismo tiempo, a una agresiva política de anexiones territoriales.

Éste era el contexto socio-económico en Mesopotamia cuando se produjo la instauración de una dinastía independiente en la ciudad de Babilonia encabezada por el amorrita Sumuabum en el 1894 a.c.

Referencias y textos:

“Babilonia” Carlos G. Wagner (1988)

“Code of Hammurabi” R.F. Harper (1904) Universiy of Chicago Press

“Early Kings Chronicle” y “Weidner Chronicle”.  Traducción por  http://www.livius.org


Anuncios

5 pensamientos en “Los babilonios. Bab-ilum y sus origenes.

  1. Pingback: Los asirios. Reino medio e Imperio antiguo « Lampuzo

  2. Pingback: Los babilonios. La dinastía amorrea y el reino de Khana. « Lampuzo

  3. Pingback: Mitología mesopotámica: Los kudurreti y su simbología « Lampuzo

  4. Pingback: Los desvaríos de Z. Sitchin: Cilindro-sello VA 243. « Lampuzo

  5. Pingback: Los desvaríos de Z. Sitchin: Los Anunnaki y los Igigi « Lampuzo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s