Fusión nuclear, ¿El futuro energético?

Con la terminación del primer núcleo robotizado, de tres, del prototipo de reactor nuclear de fusión del ITER se ha realizado un paso determinante para el comienzo de las pruebas de uno de los proyectos mas importantes y que posiblemente revolucione el mundo energético tal y como lo conocemos. Teóricamente se trata de un paso definitivo para conseguir una energía limpia y en cantidades lo suficientemente importantes – la correlación de producción de este prototipo se estima en 1 a 10 de energía de arranque/producción – para revolucionar el mercando energético.

El principio básico que lo sostiene es la imitación de una de las dos grupos de reacciones termonucleares, conocidas, que se dán en las estrellas y que son su fuente de energía. Estas dos tipos de reacciones son: El ciclo de Bethe ó del carbono y el ciclo de Critchfiel ó ciclo del protón-protón (Del que existen dos variantes) y que posiblemente sea este último el que defina las reacciones en el núcleo del reactor prototipo

Para mas información sobre estos reactores ver: Fusión nuclear (autor fontanet)

Su conceptualidad como “energía limpia” ha tenido sus detractores y esto es debido a que se producen “desechos” y se mantejan isotopos altamente radioactivos como el Tritio – isótopo de Hidrógeno -. que aunque se trata de productos de vida radioactiva relativamente baja – alrededor de 100 años -, se trabaja con la reducción de ese periodo mediante procesos tecnológicos. y aún así, este tipo de fuente energética, es infinitamente menos contaminante y antiecológica que los actuales reactores de fisión nuclear, biocarburantes y carburantes fósiles.

Por otro lado, esto me lleva a considerar los importantes apoyos que se dan a sectores de energías como la eólica y la solar que claramente se muestran inconsistentes a la hora de encabezar el futuro del cambio energético y que posiblemente queden como soluciones complementarias ó de utilización a pequeña escala. No obstante y como recurso transitorio, se creará en torno a ellas una, ahora , necesaria y boyante industria cuyos requerimientos de abundante mano de obra son tabla de salvación para muchos gobiernos y que se incluye en sus políticas medioambientales creadas con igual propósito. Mientras tanto y según las estimaciones, la comercialización de este tipo de reactores no se prevee posible hasta los albores del año 2040 y que deja tiempo para que los combustibles fósiles se agoten ó dejen de ser la fuente primordial de energía, convenientemente apoyados por estas fuentes residuales.

Esta entrada, en parte, ha utilizado material de Wikipedia y de fontanet. Gracias.