Mitología semita. Aluqah. El origen de los vampiros.

« ˁālûqâ tuvo dos hijas, ¡Dame! (y) ¡Dame!.., shalosh/tres que nunca están satisfechas, de hecho, (son) cuatro que nunca dicen, ¡Es suficiente..! : El  Sheol/Inframundo..), la matriz estéril, la Tierra que nunca está satisfecha con el mayim/agua y el eisch/fuego que no dice ¡Es suficiente..! La ayin/mujer joven que escarnece a su av/padre y desdeña obedecer a su em/madre, los cuervos del valle (Sheol..) le sacarán los ojos y sus bnei nescher/polluelos se los comerán. » Proverbios 30: 15-17. Biblia Ortodoxa hebrea. 

Si bien en el texto anterior de Proverbios hace mención al castigo y desaprovación de la incontinencia sexual femenina y a su comportamiento impropio  hacia la honra de sus padres, también aparece el término hebreo «ˁālûqâ». Palabra, según D.D.D, que aparece de uso en el idioma pan-semítico con deriva tales como el siríaco «ˁelaqtā», arábigo «ˁalaq», etiope «ˁalaqt» y en acadio «ilqu», siendo su significado genérico de «sanguijuela». Mas lo que realmente intriga es su acepción arábiga como «ˁawleq» y que según los textos define a una determinada clase de demonios (Cannan, 29). Sentido que igualmente toma en el texto bíblico de Proverbios 30: 15 (De Moor, 1981). Sigue leyendo